Las cinco universidades alertan de que la deuda del Consell pone en riesgo su servicio

COMUNIDAD VALENCIANA

Los rectores denuncian que los 197 millones de impagos en 2011 les ha llevado a una situación “límite” de tesorería

 

Las universidades públicas valencianas han advertido hoy de que los impagos de la Generalitat durante el año 2011, que ascienden a más de 197 millones de euros, han llevado a su tesorería a una situación “límite” que puede “poner en riesgo la prestación del servicio público de educación superior”.

 

 

Las cinco universidades (Universitat de València, Universitat Politècnica de València, Universitat d’Alacant, Universitat Jaume I y Universidad Miguel Hernández de Elche) han reunido a sus consejos de gobierno y han aprobado solicitar a la Generalitat un “cumplimiento regular” de las mensualidades de la subvención para 2012.

 

Según un comunicado conjunto, la falta de ingreso efectivo de esa subvención de 2012 “comprometería el pago de todas las obligaciones contraídas por las universidades, incluso el abono de las nóminas, y el funcionamiento del sistema universitario público valenciano”, han asegurado.

 

Además, han recordado que, en relación con la deuda histórica reconocida hasta finales de 2008, la Generalitat adeudaba más de 891 millones de euros, “un importe superior a una anualidad completa ordinaria” para cuya cancelación las universidades “se vieron obligadas a aceptar un pago aplazado que llegaba hasta 2022”. Sin embargo, han criticado que de ese importe “solo se han cancelado algo más de 122 millones de euros en los ejercicios 2009 y 2010”.

 

Las mismas fuentes han indicado que los impagos de 2011 junto a la deuda histórica “han obligado” a las universidades “a ajustar el presupuesto, retrasar los programas de inversiones, recurrir a instrumentos de financiación a corto plazo y a utilizar sus recursos propios para suplir lo que debería haber aportado la Generalitat”. Por ello, han acordado pedir al Consell que compense los intereses derivados del retraso en los pagos y que actúe para que las entidades financieras faciliten la renovación o sustitución de los créditos u ofrezca otros recursos de financiación al alcance de la Generalitat.

 

También han decidido establecer mecanismos presupuestarios “preventivos” que garanticen el equilibrio entre cobros y pagos y han descartado la opción de continuar incrementando la deuda financiera.

 

El rector de la UV, Esteban Morcillo, ha recordado que se trata de un “escenario nuevo” y que la incertidumbre actual “impide realizar cualquier programación verosímil”.

 

FUENTE: http://www.elpais.com

Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Educación. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *