Pacientes del hospital público de Alcalá de Henares son derivados a un centro de gestión privada

El hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, Madrid, deriva a los pacientes al hospital del vecino municipio de Torrejón de Ardoz, gestionado, entre otros grupos privados, por Bankia.

 

- El hospital de Alcalá de Henares cierra varias plantas y elimina 120 camas

La Comunidad de Madrid deriva a los pacientes del hospital de Alcalá de Henares al hospital de gestión privada del vecino municipio de Torrejón de Ardoz. Tras el cierre, en junio, de 120 camas, el despido de 90 trabajadores y el cierre de varias plantas del centro de Alcalá de Henares, los enfermos son enviados al Hospital de Torrejón de gestión privada.

El Centro hospitalario de Torrejón, que costó a las arcas públicas más de 120 millones de euros, es gestionado desde su apertura por Torrejón Salud, un grupo empresas entre las que se encuentran Ribera Salud, empresa valencia que cuenta con el 60% del accionariado y que impulsó el llamado modelo Alzira (sanidad pública de gestión privada), y el resto del capital pertenece al 50% a Bankia y al Banco Sabadell.

Tanto la Plataforma por la Sanidad Pública como el grupo municipal de IU de Alcalá de Henares han manifestado su rechazo a la reducción de personal y a derivar pacientes en beneficio de empresas privadas. Por su parte, el personal médico de Alcalá de Henares asegura que “el hospital de este municipio, hasta la apertura del vecino hospital de Torrejón, tenía perspectivas de crecer, sin embargo la Comunidad de Madrid prefirió invertir el doble de lo que costaba ampliar el hospital para ofrecer un buen servicio, en la construcción de un hospital innecesario en la localidad vecina”.

Además, se ha conocido recientemente que más de 26,84 millones de euros saldrán de las arcas públicas de la Comunidad de Madrid para pagar a las empresas gestoras del hospital de Torrejón. Serán unos 571 euros por ciudadano y año, sin tener en cuenta el porcentaje de la población que es atendida o no en dicho hospital.

La plataforma de trabajadores del hospital vecino de Alcalá de Henares denuncian esta política de apoyo a la gestión privada en detrimento de lo público.

Partos exprés

El desvío de pacientes, que se está llevando a cabo principalmente en ginecología, del centro de Alcalá a Torrejón de Ardoz, ha suscitado malestar porque rápidamente se da de alta a las madres sin que acabe su recuperación. Una mujer embarazada que ha dado a luz en el hospital de gestión privada de Torrejón recientemente manifesta a DIAGONAL que tras el parto, y con una complicación durante el mismo, fue dada de alta a las 72 horas sin haber completado el tratamiento antibiótico al que había sido sometida por el centro.

 

Fuente: http://diagonalperiodico.net

 

.

Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Difusión, Sanidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *