Diferencias económicas en cultivos ecológicos y convencionales u otras similares (tradicionales, natural, sostenibles, etc)

Valoración: septiembre del 2012

Para hacerse a la idea escojo un cultivo, el de la espinaca, en los que hay diferencias notables. En otros casos esta diferencia no es tanta, incluso hay algunos que resulta más económico el cultivo ecológico que el “otro”, sencillamente porque el ecosistema edáfico (el equilibrio en el suelo) es muy bueno en fincas ecológicas., es el caso de las calabazas.

Un cultivo de espinaca:  Un kilo de semilla de la misma variedad de origen convencional cuesta 18 € y un kilo de la misma en ecológico cuesta de 103€ a 170€ . El abonado con estiércol, rico en nitrógeno para que prospere este cultivo único abono ecológico permitido y no de cualquier tipo de ganadería, cuesta 170 €  en convencional u otros títulos engañosos se hace con nitritos  y puede tener un coste de 30€ .  El coste de esparcido de estiércol es tres veces superior al de nitritos y hay esperar al menos 30 días para la siembra, cosa que con nitritos es en el acto, lo que supone alargar el cultivo o uso de tierras en un mes más. La duración de cultivo de una espinaca en convencional es de 60 días aprox, en ecológico es de 90, mas los 30 anteriores. Como es una planta de crecimiento rápido, es atacada por pulgones, (según fechas con más virulencia o menos) y pulguilla, con una aplicación de insecticida convencional persistente es suficiente para obtener unas hojas maravillosas, en ecológico es necesario de 2 a 4 tratamientos de productos autorizados que además tienen el inconveniente de tener que ser aplicados a horas concretas del día. La duración mayor de este cultivo en la tierra obliga a regar más días y es un coste más. Quitar la mala hierba en convencional se hace con un herbicida de bajo coste, en ecológico solo se puede hacer manualmente agachado durante horas .

Haga Vd. Mismo las cuentas y es probable que llegue a la conclusión de que pedirle el doble por un kilo de espinacas ecológicas es muy barato. O que si se le cobra al mismo precio el agricultor convencional gana el doble que uno ecológico.

Vd. Obtiene un producto de alta calidad, tal vez no por su presencia, pero sano y en muchos casos sabroso.

Si Vd tiene conciencia colectiva, además está contribuyendo a que todos en su país tengan aire y agua limpias, que la agricultura ecológica preserva. Si además, compra los productos locales y del productor, no a los innumerables “revendedores”(negocio muy lucrativo), ahorra emisiones de CO2 por transporte y apoya al agricultor que trabaja la tierra realmente.

Pero no se confunda, por favor, solo es ecológico un producto certificado. Otros títulos son oportunistas con el ánimo de aumentar el beneficio de la caja, amparándose en el engaño con el uso de palabras llamativas de moda y la confusión del público en general.

Vd puede elegir, pero sea consciente que hasta el ínfimo gesto de una compra puede contribuir a que las cosas sean en la vida de un modo u otro. La explotación de obreros del campo hace que Vd tenga productos más baratos. O no, pues el distribuidor, reventa, etc. Se están llenando el bolsillo.

Gracias por su atención

Jose Luis Leceta

Agricultor ecológico

Nota: Imagínese, lo difícil y DURO que resulta competir con falsificadores de alimentos ecológicos,  que ponen las etiquetas de moda y marketing (natural, sostenible, tradicional, sano, etc), en muchos casos con economías sumergidas o amañadas, que les permite competir deslealmente.

Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Construyendo pensamiento, Tienda Gratis. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *