El despido tenía un precio

El Gobierno reduce la indemnización por despido de 45 a 33 días y objetiva las causas de despido bajo el paraguas de los 20 días para empresas en apuros económicos

Como ya intuían casi todos, la nueva reforma laboral del Gobierno del PP incluye un importante abaratamiento del despido: todos los contratos indefinidos que se firmen a partir de ahora tendrán una indemnización por despedido improcedente de 33 días por año trabajado y con un máximo de 24 mensualidades.

De esta forma se reduce de 45 (y hasta un máximo de 42 mensualidades) a 33 días esa indemnización, según explicó la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. A preguntas de los periodistas, la ministra especificó que esta medidad no tendrá carácter retroactivo.

En 2011 hubo en España unos 700.000 despidos individuales. Un 60% de ellos fueron un despido exprés improcedente, cuya indemnización es de 45 días con un máximo de 42 mensualidades. Eso ya no será igual.

Además, la refoma también objetiva las causas de despido bajo el paraguas de 20 días por año trabajado de indemnización y ocho mensualidades máximas a un empleado de una empresa que demueste caída de la actividad durante tres trimestres consecutivos. Lo que el Gobierno pretende es clarificar las características para que las empresas puedan acogerse a despidos objetivos por causas económicas (que actualmente está en 20 días por año), algo que ya permitió la anterior reforma laboral del Gobierno de Zapatero.

Ahora, se va más lejos y se amplían esas razones: de esta forma se entenderán por causas económicas las mismas que había antes, es decir «cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, como la existencia de pérdidas actuales o previstas», pero ahora, además se añade «la disminución persistente de su nivel de ingresos o ventas». En todo caso, se entenderá que esa situación es persisente si se produce durante tres trimestres consecutivos.

Báñez no quiso precisar más y se limitó a leer el nuevo reglamento, sin especificar si sobre esas causas objetivas de despido se mantendrá la tutela judicial efectiva que existe hasta ahora.

Fuente: http://www.publico.es

 

Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Difusión, Economía, Empleo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *