LA CRISIS Y L@S NIÑ@S, por Archie

Seguramente nadie está estudiando el impacto que está teniendo la crisis sobre los más pequeñ@s. Por primera vez en la historia l@s niñ@s están viviendo en dos mundos, el virtual y el real. ¿Cómo puede afectarle a l@s más pequeñ@s?.

En el mundo real la angustia que viven en el entorno más cercano. ¿Cómo llevan los recortes de salario, el paro, los desahucios, las separaciones, los cambios de colegios y la separación del entorno donde se han desarrollado?. ¿Cómo podemos estar tan ciegos y pensar que esto es pasajero y no va a dejar ninguna huella, que tal como vino se irá?. No, esto quedará para siempre y nadie está poniendo soluciones, ni explicando a l@s más pequeñ@s qué está pasando con el mundo real que conocían, y que se está derrumbando delante de sus propios ojos. Nadie va a restañar esas heridas que se les están abriendo, cada día una grieta más, un paso más al abismo, otro nudo más en la garganta, otra presión sobre sus pequeños pechos, otra bofetada más, y esperamos que esto no tenga consecuencias. Por desgracia si las tienen y no simplemente crematísticamente, también estamos creando un mundo con más patologías tanto psíquicas como físicas, en el que no habrá suficiente dinero para paliar tanto dolor, tanta devastación del planeta que estamos dejando a las generaciones futuras y una separación infinita entre ricos y pobres.

Niñ@s sin risa ni llanto, sin fuerzas para llorar ni fuerzas para reír. Un mundo hipotecado donde salir será muy difícil. Si no empezamos a cambiar los valores dominantes de hoy día, y que el valor más importante sean las personas, que solo haciendo un cambio radical donde prime el sentido común y el respeto por todo lo que nos rodea y la riqueza se reparta según las necesidades de cada uno, y cada uno aporte según sus capacidades, estaremos dejando a los niñ@s en ese otro mundo virtual que es en el que están aprendiendo a refugiarse por ser el único por donde pueden salir del mundo real. En él están aprendiendo muy rápidamente a verlo todo muy deprisa sin el contacto físico que tanto daño provoca en ellos. Al no poder canalizar sus emociones ni sus miedos, convierten una herramienta tan potente como internet, que debería servir para abrirse a toda la información que contiene, en un medio para buscar a otros tan virtuales como ellos, sin acariciarse, sin tocarse, sin besarse, solo para hablar y escucharse. Saben muy bien que mañana no se van a ver ni en clase, ni en el patío, ni el parque. Sólo está en el monitor del ordenador, no tienen que mirarse a los ojos, no tienen que tocarse, eso sería reconocerse y verse como son sin trampa ni cartón, y eso sería hacer añicos la coraza protectora que les brinda el monitor.

No podemos ser ajenos a esta tragedia, porque todos somos responsables. SI ELL@S SON EL FUTURO NOSOTR@S SOMOS EL PRESENTE.

2 DE AGOSTO 2012.

Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Construyendo pensamiento. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *