Marea contra el ‘decretazo’ laboral

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=_cedUPFmKUM&feature=colike]

Cientos de miles de españoles se manifestaron ayer en 57 ciudades españolas contra la reforma laboral del Gobierno Rajoy. La convocatoria de los sindicatos mayoritarios ha tenido una respuesta masiva. Pero: ¡Llamada de atención a CCOO y UGT! Muchos de los grupos manifestantes, como el 15M, de profesores, de la Sanidad y de organizaciones sociales, no acudieron a las calles en respaldo de la convocatoria sindical sino como respuesta individual convertida en colectiva contra el decretazo del Gobierno del PP “que deja en manos de la patronal eliminar a muchos trabajadores cincuentañeros para dar paso a contratos basura a nuestros hijos y nuestros nietos”.

Rajoy afirmó ayer en la clausura del 17 congreso del PP celebrado en Sevilla que esta reforma “es justa, buena para España y necesaria”. Justa y necesaria, un axioma que recuerda al de los púlpitos de las iglesias y capillas de tiempos de la postguerra y colaboracionistas con la dictadura franquista. Una iglesia que no paga impuestos por un patrimonio de todos los españoles, explotado incluso en días de crisis sin que la jerarquía, tan proclive a fomentar la caridad de la limosna, se haya prestado a pagar lo que debe en beneficio de la riqueza del país y de la creación de empleo.

mani19mogollon

Alrededor de 500.000 manifestantes en Madrid contra la reforma laboral del Gobierno del PP. ©Javier del Valle

|

Mareas verdes, rojas y multicolores

A la marea verde de los profesores, la marea blanca de la Sanidad Pública y otras multicolores de protesta que vienen regando la geografía española desde el comienzo de la crisis en múltiples localidades se sumó el domingo 19 una “marea vestida de oscuro” en 57 ciudades contra la reforma laboral del PP. ¿Ataviados los ciudadanos de negro, gris y marrón por un inconsciente colectivo que presagia el temor a la decadencia de las democracias? La fotografía de la indumentaria oscura colectiva de las manifestaciones contra el decretazo estaba teñida de “Un futuro cargado de miedo”, como declaró un manifestante de las calles de Madrid.

“Estoy aquí por mis nietos”. (Manifestante de 84 años en Madrid)

¿Estadísticas numéricas de participación? Sobran las cifras (500.000 en Madrid… 450.000 en Barcelona…). Cada baldosa urbana de Toledo, Valladolid, A Coruña, Bilbao bajo la lluvia… Sevilla, Barcelona, Madrid, etc… acogieron miles de pisadas renovando las huellas que dejó en su día la protesta contra la guerra de Irak en la que Aznar pretendió involucrar a España.

“Con esta reforma es imposible encontrar trabajo”, declaran los sindicatos. Sindicatos a los que manifestantes del 15M tildan de “lacayos de los sucesivos Gobiernos”. “Nuestra presencia hoy en la calle no es un “sí” a los sindicatos”, dice un portavoz del 15M, “sino a un rechazo a la reforma laboral. La reforma no sólo es mala para los trabajadores sino para toda la sociedad”.

Pertenecientes al 15M o no, muchos de los manifestantes de ayer eran jóvenes. Y otros muchos eran abuelos: “Estoy aquí por mis nietos”, dijo en Madrid un octogenario. “Los jóvenes se van a quedar para reponer yogures en los supermercados”. Arquitectos, ingenieros, licenciados españoles… están siendo catalogados en países nórdicos como Noruega en el capítulo de “refugiados del euro”. “Me dijeron que si quería ser algo en la vida tenía que estudiar”, cuenta una joven, “hice Físicas y todavía estoy buscando trabajo desde hace cinco años”.

Y, frente a este fraude que potenció el acceso para todos ala Universidaden detrimento de una Formación Profesional prestigiosa, aparece Rajoy afirmando que, caiga quien caiga, eso es justo, bueno para España y necesario.

El derecho a la insurrección
mani19jubiladas La riqueza viene del trabajo no de la especulación. ©Javier del Valle

Pero volvamos a las manifestaciones del 19 de febrero contra la reforma Rajoy. En plena marea oscura de Madrid Manolo Monereo, politólogo y jurista afirma, ante la puerta principal del Palacio de Correos, convertido en sede del Ayuntamiento de Madrid por obra faraónica (440 millones de euros) del antiguo alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz Gallardón,: “Estamos viviendo un retroceso de la civilización producto de un golpe de Estado que, eufemísticamente, llaman los mercados pero que es el dominio del capital financiero. Estoy en esta manifestación para reclamar uno de los derechos humanos fundamentales, que es el derecho a la insurrección”.

Frente al Palacio de Correos, se encuentran hoy, en plena manifestación madrileña, dos catedráticos de Sociología dela UniversidadComplutense: Julia Varela y Fernando Álvarez Uría. Su protesta no se hace esperar: “Estamos aquí porque los políticos no están tomando decisiones que permitan planificar el empleo. Al principio de la crisis”, afirma Varela, “hablaron de suprimir paraísos fiscales y gravar las grandes fortunas. Las dos cosas van unidas. Los más ricos son los que tienen los medios. Pero la promesa no se ha cumplido”.

Álvarez Uría señala: “La reforma laboral de Rajoy hace recaer sobre los asalariados todo el peso de la crisis”. “Los sindicatos”, añade, “aunque podrían hacerlo mejor, tienen una historia”. Y, en referencia a la lucha que lleva librando el pueblo griego, Álvarez Uría recuerda que “sigue sin haber respuestas de creación de trabajo dinámico y de creación de empleo. Ajuste tras ajuste nos están ahogando. La riqueza viene del trabajo no de la especulación”. Desde su larga experiencia como universitario este catedrático reclama: “Es necesaria una política de becas más potente en las universidades públicas, dejar de subvencionar a los centros privados de la iglesia católica y que esa iglesia pague, como todos los contribuyentes, al igual que está sucediendo en Italia, por su patrimonio, un patrimonio que, como es sabido, es de todos los contribuyentes españoles”.

El Gobierno italiano está elaborando un proyecto por el que la iglesia católica perderá parte de sus privilegios y tendrá que pagar impuestos por aquellos edificios que destina a actividades comerciales, como colegios, hospitales, hoteles y residencias. El primer ministro, Mario Monti, quiere cambiar la ley para evitar una posible multa de la Comisión Europea.Y en España, ¿cuánto tiempo van a permanecer esos mismos privilegios? La iglesia católica española continúa sin pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), entre otros privilegios.

Los ‘sin partido’
“Nuestra presencia hoy en la calle no es un ‘sí’ a los sindicatos sino a un rechazo a una reforma laboral mala para para toda la sociedad”. (Portavoz del 15M. Madrid)

No han faltado en las manifestaciones del 19Falgunos sin partido como María Carballido, restauradora, que afirma: “Estoy aquí sin creer en los sindicatos, ni en los partidos políticos. Sólo quiero que ambos se den cuenta de que el año que viene seremos seis millones de parados”.

Las mareas ensombrecidas por colores de ropajes tristes aunque cargados del tono de la protesta enarbolaban ayer carteles: “¿Reforma laboral? Agresión empresarial”. “Este Gobierno queda despedido por no superar el periodo de prueba”. “Violencia es robar casa y pan”. “Guantánamo laboral, no”. En Barcelona, en Valencia y Madrid destacaron las pancartas contra la corrupción y los recortes. Bilbao reclama la huelga general.

Los sindicatos convocantes manifestaron ayer su satisfacción por la respuesta ciudadana del 19 de febrero y declararon estar organizando una Plataforma en defensa del bienestar  para continuar en pie de protesta.

Al igual que ha sucedido con las movilizaciones griegas, las españolas no han tardado en inundar los informativos de los medios europeos y de ultramar.

mani19huelgageneral

Las direcciones sindicales han preguntado a los ciudadanos. ©Javier del Valle

|

—•—

Bloque crítico del 15M durante la manifestación del 19F contra la reforma laboral.

Realizado por Letras 15M

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=8bMOD8JxXfU&feature=colike]

 

Fuente: http://www.cronicapopular.es

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Convocatorias, Difusión, Economía, Empleo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *