El juez rechaza imputar a la Infanta Cristina en el ‘caso Nóos’

La Fiscalía asegura que no consta «indicio incriminatorio que vincule a la infanta» y rechaza también el careo entre Urdangarin y Torres

 

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin.

 

El juez del caso Palma Arena, José Castro, ha rechazado la petición del sindicato Manos Limpias de que se cite como imputada a la infanta Cristina y de que se celebre un careo entre el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, y su exsocio Diego Torres en relación de la pieza que versa sobre el Instituto Nóos. En un auto notificado hoy y difundido por el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB), el juez también rechaza la pretensión del Partido Popular de Baleares de imponer a Manos Limpias «el actuar bajo una común representación y dirección».

Tanto Manos Limpias como el PP balear están personados como acción popular en la pieza del caso en la que se investiga el supuesto desvío de fondos públicos al Instituto Nóos, que fue presidido tanto por Urdangarin como por Torres. Respecto a la petición de que se cite a la infanta, la Fiscalía Anticorupción se pronunció la semana pasada afirmando que no se la debía imputar porque no consta ningún indicio incriminatorio, ni documental ni testifical, del que se pueda extraer que conocía la supuesta actividad delictiva del duque de Palma.

El ministerio público también argumentó su postura en que la responsablidad penal es personal y que, por ello, la infanta no debe responder penalmente de los actos supuestamente ilícitos de su marido. Tampoco existe para la Fiscalía ningún indicio de que la infanta supiera de la actividad presuntamente ilícita de Urdangarin y de su exsocio Diego Torres para que el Instituto Nóos y Nóos Consultoria, empresa propiedad de ambos, se beneficiaran de contratos públicos.

En cuanto a su papel en el Instituto Nóos, entidad sin ánimo de lucro de la que la hija del rey formaba parte en calidad de vocal, el fiscal cree que las decisiones las tomaba un comité de dirección en el que no figuraba la infanta y que no consta que la junta rectora -en la que sí estaba como miembro- aprobara las líneas de actuación del organismo. Respecto a Aizoon, la empresa que comparte al 50% con su marido y que supuestamente sirvió para desviar dinero público, la Fiscalía apuntó que la infanta no ostenta ningún cargo ejecutivo en ella y que su vinculación es meramente a nivel societario.

La misma línea siguió la acusación particular personada en la causa, la de la Comunidad Autónoma de Baleares, que rechazó una posible imputación de la infanta al considerar que no hay indicios de que haya participado en nada ilícito relacionado con Urdangarin. El PP también se ha opuesto a que la infanta fuera citada «como imputada ni como testigo» en la pieza separada en la que se investigan las actividades de Nóos.

En su comparecencia ante Castro durante los días 25 y 26 del pasado mes, el duque de Palma manifestó que la infanta «no tiene nada que ver» en las supuestas irregularidades detectadas en la gestión de fondos públicos recabados por el Instituto Nóos. Esta tarde, el juez Castro tomará declaración en Palma a dos imputados en esta pieza: el exempleado de Nóos Juan Pablo Molinero y Mario Sorribas, apoderado de la empresa Aizoon, propiedad de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina.

 

Fuente: Público

 

Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Casa Real + Iglesia Católica, Legal. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *