29m: la octava huelga general y la de mayor participación

 
Madrid.

En torno a un 77 por cien de los trabajadores asalariados secundó la Huelga General del 29 de marzo. Fue la octava Huelga General desarrollada en la democracia española desde la transición y, sin duda, la más secundada desde entonces.

El 29M supuso la primera confrontación directa y abierta con el Gobierno conservador presidido por Mariano Rajoy tras “el decretazo” con el que puso en marcha su brutal “reforma laboral” y su traslado al Congreso de los Diputados. Pero, además, registró  una participación superior a la que tuvieron las dos jornadas huelguísticas más importantes en la última década: la del 29 de septiembre de 2012 y la del 20 de junio de 2002, convocadas contra las medidas de recortes adoptadas por el Gobierno socialdemócrata de José Luis Rodríguez Zapatero y el del “pepero” José María Aznar, respectivamente.

Fue, además, la Huelga General respaldada y convocada por más organizaciones sindicales, formaciones políticas y movimientos sociales y ciudadanos. Por primera vez, un gran movimiento de protesta general se extendió por toda España para frenar  la vulneración sistemática y legalmente organizada de los derechos de los trabajadores y el objetivo fijado por el Gobierno del PP de desmantelamiento puro y duro de uno de los pilares de la Constitución de 1978, la contratación colectiva.

En este importante marco unitario, destaca otro dato de gran calado. Junto a las centrales sindicales mayoritarias, CC.OO. y UGT, hicieron llamamientos a la Huelga General los sindicatos alternativos, entre ellos la CGT, y las organizaciones sindicales nacionalistas que operan en el País Vasco, ELA, LAB, STEE- EILAS, ESK Y EHNE,  y en Galicia, la CIG. Así, el 29M sirvió para que en el País Vasco se recobrara la unidad de las fuerzas sindicales, fracturada desde hacía trece años. Por ello, el secretario general de las Comisiones Obreras vascas la calificó de “huelga histórica, sin precedentes desde el 14 de diciembre de 1988”, al tiempo que el máximo dirigente de ELA, Alfonso Muñoz, “Txiqui”, reclamó a los políticos conservadores que atiendan “al clamor social”.

Con arreglo a las informaciones sindicales, las comunidades autónomas donde la Huelga General tuvo una incidencia mayor fueron el País Vasco (95%), Galicia (90%) y Navarra (90%), tras las cuales se situaron Asturias (89%), Cataluña (82%), Madrid (76%), Comunidad Valenciana (76%) y Andalucía (76%). Y, aunque los responsables sindicales habían advertido que esta huelga general estaba convocada para ser secundada por los casi 15 millones de asalariados que hay en España y que no iba enfocada ni a autónomos ni a pequeños empresarios, ni tampoco se trataba de “una huelga ciudadana”, ocho de cada diez trabajadores secundaron la Huelga General, una vez descontados los servicios mínimos.

30_hg_pegna900.000 manifestantes que recorrieron las calles de Madrid desde la plaza de Neptuno hasta la Puerta del Sol. ©JJDelapeña

La participación osciló entre el 97% en los sectores industriales, el transporte y de la construcción y un 57% en las administraciones públicas. De esta forma, la participación media se situó en el 77%. En el sector industrial, la incidencia mayor se registró en las factorías de fabricación de automóviles, así como en las empresas auxiliares localizadas aguas debajo de las fábricas y enclavadas en Valladolid, Zaragoza, Vigo y Valencia  La huelga fue secundada también en el sector de los medios de comunicación, aunque de manera desigual y sólo la cadena de televisión autonómica madrileña, Telemadrid, dejó de emitir durante todo el día. En otras cadenas, como Canal Sur, TV·3 y TVE la protesta de los trabajadores obligó a emitir únicamente programas informativos, en los que se informó de la Huelga General, y otros programas grabados.

La incidencia real de la jornada huelguística en el sector productivo fue puesta de relieve por el grupo “Economistas frente a la crisis” que, en su página web, hizo públicos los datos registrados en uno de los indicadores de mayor fiabilidad y teóricamente más objetivos con que se cuenta para el seguimiento de una huelga. Según “Economistas frente a la crisis”, “el consumo de electricidad imputable a la actividad productiva ha caído hasta las 21h un 87,7% debido a la incidencia de la Huelga General convocada por los sindicatos para el día de hoy día 29 de Marzo de 2012”. Y, tras hacer un análisis comparativo, destacando que “este mismo dato, en la huelga de 2010 fue del 71,4% y en la huelga de 2002 del 82,6%”, puso de relieve que “el turno de noche ha tenido un seguimiento muy elevado con caídas hasta las 7h de la mañana superiores al consumo que se produce en un día festivo desestacionalizado, lo que refleja que la gran industria ha parado prácticamente en su totalidad”.

Manifestaciones multitudinarias en más de cien ciudades

El 29M culminó con manifestaciones multitudinarias y unitarias en más de un centenar de ciudades  españolas, en las que ondearon las banderas rojas y negras de las organizaciones sindicales y las camisetas verdes de los enseñantes de distintas comunidades autónomas. Fuentes sindicales situaron en 900.000 los manifestantes que, en apretada marcha, recorrieron las calles de Madrid desde la plaza de Neptuno hasta la Puerta del Sol, 800.000 los que se lanzaron a las calles más céntricas de Barcelona y 250.000 los que lo hicieron en Valencia arrancando de la plaza de San Agustín.

30_hg_manipLa huelga en el servicio de recogida de basuras de Madrid tuvo un seguimiento total. ©Javier del Valle

Frente a tales estimaciones, el Gobierno del PP, a través de las declaraciones oficiales de la directora general de Interior, Cristina Díaz, redujo a los mínimos posibles tanto los porcentajes de participación en la Huelga General como las cifras de participantes en las manifestaciones. El ejecutivo de Mariano Rajoy calificó el impacto de la Huelga General como “muy moderado”. Y otro tanto hizo respecto a las manifestaciones. Baste constatar que, por ejemplo, el cálculo gubernamental de manifestantes en toda España no superaba los 800.000 manifestantes, cien mil menos que los que los manifestantes de Madrid. Un ejercicio de propaganda vano y estéril al que ninguno de los gobiernos de la democracia española se ha podido sustraer y que únicamente encuentra credibilidad en sus mismos círculos clientelares y en las organizaciones patronales, a las que interesa alinearse con el inquilino de La Moncloa que representa a ultranza y defiende sus intereses y su tasa de beneficios, pisoteando los derechos de de la inmensa mayoría.

Al final de la tarde, la amplitud de la Huelga General y de las manifestaciones permitió a los máximos dirigentes de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez afirmar que la jornada había sido “un éxito democrático indiscutible”. Y, a pesar de las declaraciones terminantes de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, afirmando que “la senda reformista es imparable” y que  la ley “no se va a cambiar”, porque ya recibió el respaldo de cuatro fuerzas políticas en el Congreso, que es “donde reside la soberanía nacional y es la casa de la palabra, el diálogo y la negociación”, tanto Toxo como Méndez anunciaron que, en los próximos días se dirigirán, por tercera vez, al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a los grupos parlamentarios y a las organizaciones empresariales para buscar un gran acuerdo que permita relanzar la situación económica y el empleo.

Cándido Méndez señaló que  “sabemos que España está al límite. Pero también lo sabemos que es porque así lo provoca la política del Gobierno. Y si la política continúa así, es probable que España vaya a estar más al límite, algo que no se puede permitir en ningún caso”. Por ello, aseguró que “hay que buscar un compromiso con el Gobierno para remar unidos en la misma dirección”.

Ambos dirigentes sindicales apuntaron que “no cabe la excusa de Bruselas” y advirtieron de que “no cejarán en su empeño” de que el Gobierno abra una negociación para corregir la reforma laboral antes de que provoque más estragos de los que ya está causando. “Lo lógico es que se aprestara a corregirla ahora, durante el trámite parlamentario. Si no, la tendrá que cambiar más adelante de una manera vergonzante, empujado por la destrucción de empleo que va a causar y que ya se está notando”.

Asimismo, los líderes sindicales anunciaron que próximamente se dirigirán al Defensor del Pueblo y que presentarán una queja ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Y, al mismo tiempo, hicieron público que se pedirán al presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada,  que acelere la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que presentaron en su día.

Por su parte, la Confederación General del Trabajo (CGT) hizo público un comunicado en el que “valora muy positivamente la participación en la Huelga General y califica de éxito la jornada,  mayoritariamente apoyada y secundada por la clase trabajadora contra la Reforma Laboral y las medidas antisociales aprobadas por distintos gobiernos y administraciones”. En su declaración,  CGT  denunció las acciones de Gobierno y patronal encaminadas a generar miedo entre las personas asalariadas, así como el estado de ocupación policial y la brutalidad de algunas de las acciones con la que están siendo reprimidos numerosos activistas, y el acoso y hostigamiento al cual se enontraron sometidos piquetes de personas trabajadoras que solamente ejercían su derecho a la libertad de Huelga y de información.

30_hg_cajeroLa huelga de consumo tuvo una gran repercusión. ©Javier del Valle
Cayo Lara: el 29M “un éxito total”

En la misma línea de valoración positiva efectuado por las centrales sindicales se mostró el coordinador federal de IU, Cayo Lara, antes de sumarse a la manifestación que recorrió las calles de Madrid. Tras calificar la Huelga General como un “éxito total”, Cayo Lara exigió al Gobierno de Mariano Rajoy que  “retire la reforma laboral que han impuesto, que negocie y dé marcha atrás de una vez por todas al ataque brutal que supone para los trabajadores”. En su opinión, ha llegado el momento de que el Ejecutivo de Rajoy “se siente a negociar y escuche con tranquilidad y con todas sus consecuencias a las organizaciones sociales”.

Lara indicó que si el Gobierno del Partido Popular no da marcha atrás “seguro que habrá más elementos de contestación”, de los que ha adelantado que Izquierda Unida apoyará sin dudarlo, como ha venido haciendo hasta ahora con todas las movilizaciones convocadas por los sindicatos.

Cayo Lara comparó la huelga y la manifestación de ayer, 29 de marzo, en Madrid con las movilizaciones posteriores al golpe de Estado del 23-F de 1981, “cuando hubo que salvar la democracia. Los trabajadores han sido conscientes – añadió- de que hoy hay que volver a salvar la democracia, porque ésta no puede existir sin los derechos laborales que este Gobierno quiere arrancar a quienes más están sufriendo esta crisis”.

Un día antes, Cayo Lara había criticado  lo que calificó como “huelga a la japonesa” que realizan los diputados de diversos grupos que participaron en el Pleno del Congreso en la jornada más larga de lo que va de legislatura. En ésta se ha dispuesto la convalidación de cinco decretos-ley, además del proyecto de ley orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. En este sentido, el máximo dirigente federal reprochó la “hipocresía” de los parlamentarios que dicen defender a los trabajadores pero no están con ellos en la calle en lugar de estar aprobando más recortes que les afectan directamente”.

30_hg_maniPiquete informativo por la calles del centro de Madrid. ©Javier del Valle
Centella denuncia las grabaciones de los piquetes por la policía

Por su parte, el diputado de IU por Sevilla y secretario general del PCE, José Luis Centella,  denunció las órdenes dadas por el Ministerio del Interior a partir de las cuales miembros del Cuerpo Nacional de Policía desplegados dentro del dispositivo organizado con motivo de la jornada de huelga general estuvieron grabando en vídeo a los integrantes de piquetes informativos que realizan su labor de manera totalmente pacífica.

El diputado de IU ha anunciado que esta formación, a través de su grupo parlamentario, “va a solicitar la comparecencia urgente del ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ante la comisión parlamentaria correspondiente para que explique las órdenes dadas a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las razones para actuar de esta forma que incluye, además, la falta de identificación perfectamente visible de los agentes”.

Centella denuncia, además, que “pese a haberme identificado perfectamente con mis datos personales y en mi condición de diputado para recabar directamente ‘in situ’ información del policía al mando en una de estas actuaciones, en todo momento me ha sido obstaculizada mi labor como representante público de los ciudadanos y ha sido imposible lograr la más mínima respuesta en la calle de ningún mando policial”.

Solidaridad de los sindicatos europeos

La víspera, los dirigentes de los principales sindicatos de Alemania (la DGB), Francia (CGT y CFDT), Italia (CGIL) y Bélgica (FGT) habían expresado su solidaridad con la Huelga General en un acto celebrado en la sede de Comisiones Obreras,  en el que los secretarios generales de las organizaciones sindicales mayoritarias, Ignacio Fernández Toxo, de CCOO, y Cándido Méndez, de UGT, actuaron como anfitriones de sus compañeros de otros países europeos y en el que intervinieron también Javier Doz, secretario de organización internacional de Comisiones Obreras,  y Manuel Bonmatí, del departamento internacional de Unión General de Trabajadores.La solidaridad de los sindicatos europeos quedó expresada en la afirmación que pronunció el dirigente sindical belga Rudy de Leeuw “Juntos somos más fuertes.Vuestra huelga es nuestra huelga y vuestras reivindicaciones son las nuestras” y que resume el sentido de las intervenciones del resto de los sindicalitas europeos.

El alemán Wolfgang Lütterbach destacó el decisivo papel de los sindicatos en la hora actual, en la que los Gobiernos se pliegan a las presiones de los poderes financieros. Así, afirmó que “en Europa, ni los Estados ni los Gobiernos son capaces de enfrentarse a la ofensiva del capital financiero contra el estado de bienestar y la democracia, por lo que son precisamente los sindicatos los que han asumido su defensa”. Por su parte, el portavoz de la CGIL de Italia, Fausto Durante afirmó que “en Europa sopla ahora un viento conservador y de derechas que cree que va a resolver la crisis más grave desde 1929 anulando las conquistas sindicales de los trabajadores” y subrayó que, frente a la leyenda urbana según la cual en Italia no se están produciendo medidas represivas contra los trabajadores, “ en los últimos años ha habido 1.200.000 personas despedidas de sus trabajos”.

A su vez,  el representante de la Confederation General du Travail , CGT, Frèderic Imbrecht,  puso de relieve que “la adopción gubernamental de medidas económicas  está cada vez más relacionada con el retroceso de la democracia”, criticó las políticas europeas “basadas en la reducción del déficit en detrimento de las políticas sociales, de los estatutos de los trabajadores y de los salarios” , denunció  que el presidente francés Nicolás Sarkozy -cuya política calificó de “calamidad”- “intenta ocultar, bajo los horribles crímenes racistas recientemente registrados en Toulouse, las reivindicaciones laborales que están en juego en estas futuras elecciones del 22 de abril” y atacó “los guiños hechos por él a la extrema derecha para reducir la inmigración”. Y Marcel Grignard, de la CFDT de Francia, señaló que  “la lucha contra el paro es un prioridad europea, al igual que lo es la lucha contra esos contratos precarios de un año y sin derechos que pueden culminar en la puesta en calle de los contratados”, contratación que la lucha sindical logró detener en Francia. Grignard afirmó que “necesitamos una gobernanza social que refuerce el papel de los representantes de los trabajadores, un esfuerzo económico y presupuestario orientado al pleno empleo, así como la fijación de garantías en materia de condiciones laborales con objeto de que lo social ocupe el papel que ha desempeñado durante los últimos 50 años en la consolidación de la paz y la democracia europeas”.

Por último, el belga De Leeuw denunció que ahora “se han envalentonado ahora para conseguir lo que no lograron en estos 50 años últimos y quieren destruir el modelo de Estado de Bienestar construido, para oponerle una Europa sombría basada en la desigualdad, el desempleo, los despidos, la inseguridad laboral y la reducción del gasto público. Con estas políticas”, dijo De Leeuw,  “se estimula el populismo de extrema derecha, la discriminación racial y la xenofobia” Y, tras afirmar que “ya estamos hartos de que siempre debamos ser los mismos  quienes paguemos el pato”,  afirmó que “hay una alternativa de progreso. Se encuentra en una política industrial encaminada hacia el desarrollo sostenible, hacia políticas de empleo y de formación”.

 

Fuente: http://www.cronicapopular.es

 

Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Huelga General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *