Salgamos del Camino de “No Retorno”, por Jose Aion

Salgamos del Camino de “No Retorno”

Ayer fue un de eso días en los que uno siente una sensación extraña, por una parte de tristeza al ver que en ciertas áreas de la política no existen personas, sino intereses y por otra de cierta felicitación al constatar que sus ideas se contrastan ciertamente en la realidad.

Tras días de búsqueda de información para aprender, saber y conocer mas sobre eso que llaman economía de mercado, neoliberalismo y macroeconomía, uno descubre que se engaña a las gentes, que realmente no solo Grecia, sino muchos países, quizás demasiados  están al borde de la “banca rota” por no entrar en el juego de los números.

Y tras comprobar que es así, también se contrasta que los parlamentarios, los políticos de gobiernos y oposiciones, no piensan en los ciudadanos, sino en los mercados en los intereses de mercaderes y empresarios.

Lo que costo décadas en lograrse, desaparece, se va al traste, en un segundo tras una votación en un parlamento.

Y lo mas triste es que uno observa sus rostros, sus discursos, sus postulados y da la impresión de que ciertamente están actuando convencidos de “sus verdades”, uno empieza a considerar que sufren graves trastornos de personalidad, pues es la única justificación lógica a sus conductas.

Ayer el parlamento Griego dijo si al empobrecimiento de su pueblo, a la perdida de soberanía nacional, a la venta de sus empresas estatales a bajo costo a los mercados, a la privatización de parte su patrimonio cultural e histórico, etc… y lo hizo bajo la amenaza de una Europa dividida, en fase de colapso económico, ya veremos si también social, y sometida al neoliberalismo de los mercados.

Europa a respirado pues los parlamentarios Griegos han abierto una ventana a la eurozona, a la  España, Portugal, Irlanda, etc.. de los mercaderes, a la Europa del fin del “estado del bienestar”. Y a cambio a llenado sus calles de ira, de gases lacrimógenos, de indignación popular.

El parlamento Griego ha demostrado que no esta al servicio de su pueblo, que realmente no sirve como órgano de representación de la voluntad popular ni de su soberanía. El parlamento Griego no es ni mejor ni peor que, quizás, el del resto de países de Europa.

Se utiliza la palabra representación popular, se utiliza la palabra democracia, para engañar mediaticamente a las gentes, para defender los intereses de sus propias formaciones políticas las cuales en la mayoría de los casos no son sino parte de la “sociedad del espectáculo” dentro de una institucionalización de la realidad cuyo fin ultimo e inconsciente es el mantenimiento de una forma de sistema, de estado, se busca la propia subsistencia. Podríamos decir que la teoría/dinámica de sistemas nos podría dar respuesta a su retroalimentación negativa.

Si me entristecían los resultados de la votación en el parlamento Griego tras la lectura de artículos, informes y análisis de economistas independientes de Europa y Estados Unidos, en cierta forma, me alegraba el constatar que realmente el parlamentarismo tal cual existe actualmente es un burdo engaño hacia los pueblos y hacia las personas.

Europa y los países del área mediterránea se encuentran en una fase similar a la del Mar Mediterraneum (Μεσόγειος Θάλασσα, البحر الأبيض) están enfermos, están contaminados (por los mercados, por intereses mediáticos, por intereses partidistas, electoralistas…) al igual que el mar que  enriqueció culturalmente nuestros pueblos, aquel Mar Enostum (nuestro mar)  y que hoy es el mar mas contaminado del planeta, donde el cambio climático empieza a hacerse sentir en sus orillas, aquel  que el 16 de febrero de 1976, vio nacer un “Plan de Acción para  su Salvación” y por el que se han realizado convenios y protocolos, comprobando sin embargo  que la realidad  dista mucho de las palabras de; planes, convenios y protocolos cuando incluso la propia Comisión Europea en una de sus ultimas Comunicaciones dice refiriéndose a su situación “como la inercia política y falta de gobernanza medioambiental eficaz, no han contribuido a mejorar la situación” en décadas. El mediterráneo esta enfermo, pero camina hacia un momento de no retorno, de incapacidad de recuperación.

De igual forma sucede en el terreno socio-económico, formamos parte de un todo y el mundo mas allá de Europa y la eurozona, está siendo incapaz de encontrar vías, alternativas, soluciones. Lo mas triste es que las mismas existen, comienzan por algo que podría parecer simplón, pero que realmente no lo es, y es que las cosas van de abajo hacia arriba y no de arriba hacia abajo. Y esta premisa es aplicable a la economía, las relaciones humanas, la política, etc…

Esperemos que el pueblo Griego, no se resigne a lo acordado, demuestre inteligencia colectiva, capacidad de movilización unitaria, desobediencia civil, y logre que aquellos acuerdos firmados sean inviables de realizar en la practica, llegando a un cambio en las estructuras de hacer política si es necasrio, si la sublevación popular es capaz de autoorganizar un proceso constituyente a partir de la unidad popular mas allá de siglas y banderas.

Proceso que de igual forma se tendrá que dar en España y ojala en Europa para lograr no solamente salir de la crisis sino del camino hacia el no retorno hacia donde sus políticas nos llevan.

 

Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Propuestas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *