CAMPAÑA POR LA ANULACIÓN DE UN DECRETO QUE VA CONTRA LA SALUD DE LAS PERSONAS

El Real Decreto-ley 16/2012, de 20 de abril, llamado de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones , NO TRATA DE LA MEJORA DE LA SANIDAD, sino que cambia el modelo anterior que teníamos de acceso gratuito a la atención sanitaria para toda la ciudadanía, por otro en el que sólo se atenderá a las y los asegurados y a sus beneficiarios, quedando excluidos diversos colectivos.

Con la coartada de la crisis que estamos viviendo, la aplicación de los planes de austeridad para disminuir el déficit y hacer frente al pago de la deuda, se están aplicado políticas para el desmantelamiento de los servicios públicos. La sanidad además de sufrir un recorte global de unos 7.000 Millones de €. A la vez que se rescata a Bankia con 23.5000 Millones de €..

Las personas que con este nuevo modelo quedarán excluidas de la atención sanitaria serán, entre otros, los mayores de 26 años que no coticen (con un paro juvenil del 50% …). Inmigrantes sin regularizar, parados que hayan agotado el subsidio de desempleo y no figuren en el INEM. Las excepciones son los menores, la atención a las gestantes y a las urgencias en cualquier circunstancias.

Este RD 16/2012 también modifica las prestaciones sanitarias que hasta ahora recogía una cartera de servicios absolutamente amplia y gratuita, por otra cartera básica, igual y gratuita en todas las CCAA, pero que no incluirá todas las prestaciones, por ejemplo, el transporte sanitario no urgente.

Respecto de los medicamentos financiados hasta ahora, muchos de uso muy extendido, quedarán sin ella y habrá abonarlos íntegramente. Para el resto se establecen 4 tipos de copagos farmacéuticos: el 60% de su coste para rentas superiores a 100.000 €; 50% para rentas entre 18.000 y 100.000€; 40% para rentas inferiores a 18.000€ y 10% de su coste para todos los pensionistas. Como la aportación de los pensionistas también se realizará según su nivel de renta con unos topes máximos mensuales de 8€ para rentas menores de 18.000€, y de 18€ para las situadas entre 18.000 y 100.000€ y 60€ para las superiores a esta cantidad. Cuando los pensionistas hayan pagado por encima de estas cantidades las CCAA se lo reintegrarán cada 6 meses.

Las consecuencias para la salud de la población

En primer lugar: se suprime el derecho a la atención sanitaria de toda la población, porque quedan excluidos precisamente colectivos vulnerables cuya salud podrá empeorar.

En segundo lugar: prestaciones que hasta ahora eran financiadas dejarán de estarlo, por  lo que muchos ciudadanos y ciudadanas que lo requieran tendrán que pagar por ellas.

Con una población de pensionistas donde hasta un 36% de ellos solo perciben 382€ mensuales, esta medida es una provocación pues muchos enfermos no podrán costearse ni tratamientos ni prestaciones.

En tercer lugar : es un problema de salud pública que nos afecta a toda la población que se excluya a pacientes de la posibilidad de un diagnóstico y tratamiento con enfermedades transmisibles.

En cuarto lugar: se abre la puerta a que la condición de asegurados incluya los seguros privados.

Por todo ello exigimos la retirada del RD 16/2012 

GRUPO DE SALUD DEL MOVIMIENTO 15M – MADRID

Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Sanidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *