“Rescate” ¿Por qué y para quién?

Toda Europa habla del “rescate” económico que la Eurozona ha aprobado otorgar al gobierno del “Reino de España”, se empieza a saber que, evidentemente el aporte de 100.000 millones de euros ha tenido, tiene y tendrá condiciones que se pagarán a cambio del préstamo.

Pero lo curioso es que todo esta inmerso en un mar de mentiras ¿quién podría esperar menos de la clase política?.

Se nos dijo que no se pediría dinero, a Europa, mientras no se tuviera el informe que el gobierno había solicitado para conocer el “agujero de los bancos” y el rescate se ha realizado antes de estar finalizado dicho informe, se nos dijo que el dinero se prestaría directamente a los bancos y finalmente se ha prestado al Estado, se nos dice que el gobierno ha presionado en la negociación cuando realmente toda la zona euro se ha puesto del lado de Alemania y ha sido ésta quien ha dictado las órdenes del rescate.

Pero las mentiras son aún más, se dice que el rescate es para la banca y es una verdad a medias. La situación de la banca no es tan catastrófica como se nos presenta, veamos:

¿Cuántas personas se acuerdan de los prestamos de millones de euros a diez años para Autonomías y Ayuntamientos que a un interés del 5% iban a realizar las entidades financieras (bancos privados) para hacer frente de forma urgente al pago de proveedores? este plan fue aprobado en Consejo de Ministros del pasado mes de Marzo* de este año, pues no había ya liquidez en dichas administraciones. Sin embargo, por ejemplo, Catalunya, a finales del mes de Mayo solicitaba al estado “mecanismos de ayuda para afrontar el pago de su deuda” (“No nos importa cómo lo hagan, pero necesitamos pagar a fin de mes. Una economía no se recupera si no puede pagar sus deudas” 25/05/2012 – Artur Mas*).

Los datos de 2011 nos indicaban que cuatro comunidades (Catalunya, Valencia, Baleares y Castilla la Mancha*) tenían ya una deuda por encima del 15% de PIB y la media del Estado se encontraba en 12,5% por ciento, es evidente que este endeudamiento hace imposible los ajustes que desde la Eurozona se imponen y que la única salida era la llegada de más dinero a través de la financiación privada de la deuda. Pero el sistema bancario no tenía “cash” (dinero en efectivo) para hacer frente a esta situación, el dinero de los bancos se encuentra en gran medida en inversiones inmobiliarias, por ello, para hacer frente a las necesidades de liquidez de las administraciones autonómicas y locales era preciso una recapitalización de la banca.

El vicepresidente de la Comisión Europea*, ha afirmado en esta línea con respecto al recate efectuado que “si se recapitalizan los bancos y se les permite fortalecer sus balances y alejar el riesgo, van a estar antes en condiciones de cumplir con su tarea de dar crédito a la economía real“, ha faltado indicar qué es para él “la economía real”.

Nos encontraremos con un “saneamiento momentáneo” de las administraciones realizado desde entidades privadas (Bancos) quienes,“en este encaje de bolillos”, lograrán un aporte de capital “a costa” de fondos públicos, pues el dinero del “rescate” se va a conceder al Estado, para que sea éste el que se lo haga llegar a las entidades financieras privadas. “Los intereses sí computan en el déficit porque son un gasto, pagar los intereses del préstamo es un gasto que está en el capítulo correspondiente de los presupuestos. El préstamo no computa como déficit sino como deuda” como dijo el ministro de Guindos.

Este mecanismo de “rescate” es cuando menos curioso, pues no sólo se engaña al pueblo, sino que se pretende engañar a países como Grecia, Irlanda o Portugal, quienes no contaron con esta estrategia de “ingeniería económica”. Ciertamente ha sido una maniobra “de política interna”, es evidente, si uno recuerda las palabras de Montoro (quien parece tener mas que diferencias con De Guindos*) tras el Consejo de Ministros del pasado día 1 de Junio, cuando dijo que España “no iba a ser intervenida ni rescatada porque los mayores interesados eran los tenedores de la deuda nacional …pues… España es un país de gran tamaño, que tiene invertido el 47% de su PIB en el exterior, con una alta renta per cápita, con 47 millones de habitantes y con una “intersecciones económicas muy grandes”…”El problema, añadió, es la deuda externa que ha acumulado España.  Pero ¿quiénes son los tenedores de esa deuda? Los máximos interesados en que todo le salga bien a España son los tenedores de esa deuda, que la quieren cobrar íntegra y España tiene capacidad para hacerla frente y pagarla íntegramente”, explicó.

La Comisión Europea ya ha ampliado el plazo para que España recorte su déficit presupuestario y logre alcanzar el objetivo del 3% de déficit en 2013, tras el “préstamo” se presionará aún más, pues el rescate, de forma absurda (más deuda, más intereses, más déficit) está “estrechamente vinculado al cumplimiento del Pacto de Estabilidad” y es ahí donde las cosas se complicarán, pues veremos que será inviable el objetivo de déficit para las comunidades autónomas del 1,5 % para 2012, frente al 1,3 % establecido con anterioridad y para la Administración General del Estado del 4 % en el mismo año.

¿Por qué serán inviable dichos objetivos? pues por que lo ha sido para todos los países que han entrado en situaciones similares a la nuestra, cuando el endeudamiento se desborda, se vive para el pago de los intereses de la deuda y se entra en una situación ya vivida en Argentina, Ecuador, Grecia, etc… y evidentemente las soluciones no son menos Estado y más neoliberalismo. Las soluciones no van en la línea de lo que ha hecho la presidenta de la Comunidad de Madrid, con un recorte lineal del 10% donde se incluye personal interino que ya no era ni “mil-eurista”, las soluciones no pasan por más privatizaciones y recortes en sanidad o educación, las soluciones pasaban por hacer frente a los causantes de la deuda y enunciar un NO rotundo, la deuda de los mercados no se paga.

Pero ¿cómo podemos pedir esto a un gobierno del PP cuando, incluso, nos encontramos con que el antecesor gobierno del PSOE no fue capaz tampoco de enfrentarse a los mercados? cuando vemos que se crean gobiernos en las Autonomías formados o auspiciados por PSOE e IU y tampoco son capaces, siquiera, de enfrentarse a los recortes que pretenden imponerles desde el gobierno central a los ciudadanos de sus suscripciones autonómicas, eso si, en nombre de la responsabilidad con el Estado aceptan y claudican. Mientras en Madrid los dirigentes de unos y otros, dicen apoyar, defender e impulsar las luchas y movilizaciones populares.

La situación tras el rescate, no va a mejorar, las políticas de recortes laborales y sociales no van a parar, la Eurozona va a presionar para que se tomen las medidas necesarias que garanticen el pago de las deudas contraídas y se nos venderá la solución de la movilización para el adelanto electoral, de la necesidad de luchar para salir del “bipartidismo”, pero hemos de saber que las soluciones son otras y las mismas pasan por el impago de las deudas contraídas al margen del pueblo, las soluciones pasan por la organización desde la base, las soluciones pasan por la espiral de luchas que nos lleven al final de este marco político actual, la solución es y será la revolución.

Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Construyendo pensamiento, Difusión, Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *