DEUDAS ILEGITIMAS «sin movilización que se haga cargo de los bienes de producción y crédito iremos a peor. No queda otra.»

14_pedregalsegFrancois Chesnais, es profesor emérito de la Universidad de París XIII, experto en finanzas, economista de la OCDE, miembro del consejo científico de ATTAC, director de la revista “Carré rouge”, y colaborador de “Le Monde Diplomatique”. Pero, además, es un militante de la izquierda marxista francesa desde hace muchos años, actualmente integrado desde su creación, en 2009, en el “Nouveau Parti Anticapitaliste”, tras haber formado parte del grupo liderado por el filósofo Cornelius Castoriadis, animador de la revista “Socialismo o barbarie”, así como del partido trotskysta OCI/PCI y de la formación dirigida por Stéphane Just, “Combattre pour la socialisme- Comité pour la construction du Parti Ouvrier Revolutionnaire”.

François Chesnais; profesor emérito de la Universidad de París XIII.

Chesnais es autor de importantes obras de economía crítica, entre las que destacan “La mondialisation du capital” (1994), “Actualiser l´economíe de Marx” (1995), “La mondialisation financiére: genése, coùts et enjeux” (1996), “Tobin or not Tobin: une taxe internationale sur le capital” (1999), “Mondialisation: le capital rentier aux commandes” (2000), “!Que se vayan todos¡ Le peuple argentin se souléve” (2002), “Mondialisation et imperialisme” (2003) y “La finance mondialisé: racines sociales et politiques, configuration, consequences” (2004). Ahora, nos entrega un libro sobre “Las deudas ilegítimas. Cuando los bancos meten mano en las políticas públicas”, un verdadero alegato sobre el robo social de los banqueros, que fue publicado en Francia en 2011 y está recientemente editado en lengua castellana. Y  lo hace con un lenguaje sencillo para explicarnos de manera divulgativa  de dónde procede la deuda privada y la pública, y mostrarnos las operaciones que los propietarios de los bancos y los medios de producción llevan a cabo para saldar las cuentas con la clase obrera dejándonos sin nada, y así, en ese proceso, profundizar en la explotación de la granja del género humano.

El libro, que fue presentado en el “Círculo de Bellas Artes” el pasado 21 de mayo,  comienza con una explicación sobre el transcurrir en España del periodo denominado democrático, para, recorriéndolo, conocer el por qué de lo que hoy sufrimos. Y es tan aclaratoria la explicación que hace necesario recordar aquí sus principales puntos: el desarrollo de la banca en el estado español, la creación de la banca pública, su disolución bajo los gobiernos del PSOE-PP para entregarla a sus bancos financieros.Una situación que, en muchos aspectos, se asemeja para Chesnais a lo ocurrido en varios países de América Latina.

“En situaciones de alarma social, como sucede hoy en día en España, se puede declarar que una deuda es ilegítima y no pagarla”

Chesnais afirma que, “en situaciones de alarma social, como sucede hoy en día en España, se puede declarar que una deuda es ilegítima y no pagarla”. El economista francés, advierte que no se terminará la crisis si no se anula la susodicha deuda que reclaman y no se aumentan los salarios. El primer paso, según Chesnais, es declarar una “moratoria obligatoria para examinar el contenido de la deuda y la identidad de los acreedores”. En su opinión, es inconcebible que se hayan hecho tres o cuatro auditorías a los bancos y ninguna a la deuda, algo que debería ser una gran “demanda popular”. Los mafiosos piden un rescate, si pagamos seguirán pidiendo más rescates, más dinero, hasta echarnos al fondo del pozo. ¿Hay alguien que se crea que dejándonos llevar en esa dirección vamos a mejorar? ¿alguien cree que la mafia del capital va a dejar de extorsionar a los pueblos si éstos no se resisten? Pero, tomando otro camino, si no hay ingresos sobrantes no pueden pagarse ni tan siquiera los intereses de su “préstamo”; luego ¿qué sentido tiene la crisis provocada por la deuda que en su mayor parte es de quienes han explotado el sistema que dirigen hasta llevar a cabo medidas que les fortalezcan más y así aumentar sus beneficios.

Para los trabajadores europeos quedan unas condiciones de vida cada vez peores, inestabilidad en el empleo, paro, bajos salarios, un proyecto social decadente… Lo que únicamente puede salvarnos es la toma de los medios de producción y de inversión; y esto por una razón esencial, las decisiones que afectan al conjunto de la sociedad, las que tienen carácter social, no tienen que ver con la concepción empresarial de la propiedad de los medios por unos pocos individuos, más si tenemos en cuenta algo que ya es incuestionable, y es que la maximización del robo a todos los niveles acaba con los recursos naturales, y la crisis del sistema produce otros agujeros insalvables.

14_pedregal_libro
Título: Las deudas ilegítimas. Cuando los bancos meten mano en las políticas públicas.
Autor: Francois Chesnais.
Traducción: Iván García Barbeitos.
Prólogo: Sol Sánchez Maroto y Ricardo García Zaldivar.

Ahora bien, tanto para hacerse con el control social de los medios de producción como para conseguir la anulación de la deuda, el pueblo debe organizarse, echarse a la calle; para evitar el retroceso hay que unirse a los trabajadores griegos, sin dar apoyo a los obreros griegos perdemos todos. La unión de los pueblos se hará completa con el control de los bienes sociales, tanto de producción como de intercambio.

François Chesnais insiste en que negarse a pagar la deuda cambiaría sustancialmente la relación de fuerzas entre la clase obrera y los grandes capitales y, por tanto, se acabaría con la toma de decisiones de éstos sobre los bienes sociales. Es necesario, nos dice, que construyamos los órganos políticos propios; sin ellos no hay nada con los que crear condiciones para llevar a cabo el cambio económico y social.

El lilbro de Chesnais cuenta con un interesante prólogo, escrito por los economistas Sol Sánchez Maroto y Ricardo García Zaldivar en el que éstos entran con detalle en el análisis de los tipos impositivos del IRPF español desde 1978 y en el establecimiento del primer Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, cuando las rentas bajas cotizaban el 15%, y las más altas llegaban al 65%, lo que era fruto del periodo de grandes movilizaciones. Y señalan cómo, conforme los sucesivos gobiernos del PSOE-PP fueron consiguiendo la desmovilización de la clase trabajadora, se fue subiendo la cotización baja y bajando la alta, de forma que en 2006 se situó la más baja en el 24% y la más alta en el 43%. Es decir, que en este período último, las rentas altas bajaron 23 puntos y las rentas bajas subieron 9 puntos, lo cual es una muestra de la victoria de los capitalistas sobre la clase trabajadora en este periodo ¿democrático o de imposición?

Sin embargo, su análisis de la política fiscal no se queda ahí, porque, recuerdan, cómo en las últimas décadas  se redujo el impuesto de sociedades, los patrimonios personales pasaron a tributar al 1% a través de las SICAV, y  se suprimieron  los impuestos sobre patrimonio, sucesiones y donaciones. Asimismo, constatan que, de la misma manera, los gobiernos PSOE-PP  modificaron los impuestos directos y los indirectos, reduciendo los primeros y aumentando los segundos hasta hacerlos prácticamente iguales. Pues, como afirmaba el profesor Vicenc Navarro en un artículo aparecido en la revista “Sistemas”, publicado en septiembre de 2011, “según el FMI (que es el vaticano del pensamiento neoliberal), la mitad del déficit estructural español se debió a la reducción de impuestos que ha ido ocurriendo durante estos años”.

A partir de aquí los prologuistas nos hacen un análisis breve sobre la estafa de la deuda en España, y terminan afirmando que “la restitución de los impuestos eliminados en los últimos treinta años serviría para eliminar totalmente el actual déficit público”. Pero como dice el autor, sin movilización que se haga cargo de los bienes de producción y crédito iremos a peor. No queda otra.

14_pedregalgrecia

Chesnais: “en situaciones de alarma social se puede declarar que una deuda es ilegítima y no pagarla”. ©Mónica Centelles
 
 
 
 
Fuente: Ramón Pedregal Casanova || Escritor || Madrid || http://www.cronicapopular.es
 
 
 
.
Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *